Cómo elegir una buena gestoría

Cómo elegir una buena gestoría

Cuando realizamos trámites administrativos de toda clase, cada vez hay más gente que como no tiene tiempo para realizar los trámites solos, lo que hacen es recurrir a gestorías y asesorías online o a las redes de oficinas físicas.

Existen muchos consumidores que piensan que las gestorías lo único que hacen es atender a empresas y profesionales, ignorando que pueden hacerles más fácil la vida con toda clase de trámites que pueden hacerles la vida más sencilla. Entre los servicios que suelen ofrecer estas gestorías, hacen muchos relacionados con:

  • El automóvil
  • Vivienda
  • Certificados civiles
  • Información y documentos fiscales

Si eres de esas personas que sufren con los trámites, lo mejor es confiárselos a una gestoría y asesoría. Cuando se piensa en contratar dichos servicios, hay que pensar en una serie de consejos:

Debes elegir una gestoría que tenga un buen plantel de profesionales con experiencia. Lo mejor es que sea una que toque varios palos, así podrás contar con todos tus asuntos centralizados y no deberás buscar cada cierto tiempo un profesional del que no conozcas ni su formación ni la experiencia o valía.

Siempre es bueno saber quienes son los gestores al frente del negocio, pues ellos deberían estar colegiados. Es bueno también buscar el logo del Ilustre Colegio Oficial de Gestores Administrativos de tu Comunidad Autónoma.

En caso de que seas desconfiado y quieras saber sobre la profesionalidad de las personas que te atienden en el día a día, lo mejor es investigar en Internet, visitar la página web de la gestoría, foros, etc. Así podrás ver las opiniones que tienen los terceros sobre la gestoría. Recordemos que las normas exigen que al frente de las gestorías estén licenciados en Derechos, Ciencias Económicas, Empresariales o Ciencias Políticas.

Puedes negociar con la gestoría el precio del servicio que vayan a prestarte en el caso de que sea un trámite suelto o cuando precises de un asesoramiento continuado en el tiempo y para varias materias, donde deberás negociar un precio mensual. Cuantos más trabajos les des, mejor precio te podrán ofrecer.

A este respecto, puedes preguntar a tu gestoría qué seguro de responsabilidad civil tiene en vigor y si está adherida al sistema arbitral de consumo, de tal forma que si cuentas alguna vez con una disputa con ellos por una gestión que hagan, vas a poder recurrir su resolución de forma extrajudicial.

No está demás recordar que una gestoría lo que hace es ahorrar tiempo, porlo que lo lógico es pagar por los trámites que hacen por ti. No mires lo que te cobran, sino lo que te ahorras en esfuerzo y lo que vale tu tiempo. Si encuentras caros los honorarios por la gestión y piensas que puedes ahorrar un dineral haciéndolo por ti mismo, deberás sacar el tiempo necesario para hacer cola y desplazarse a varias ventanillas para transferir un coche. ¿No puedes? Pues la solución es una gestoría.

Gestoría toledano, experiencia demostrada

En esta gestoría alicantina, se dedican desde 1972 al asesoramiento, asistencia y representación de cualquier trámite o gestión que sea necesaria. Contar con un equipo de profesionales donde se dan cita experimentados abogados, economistas graduados sociales, es una garantía de resultados.

Desde sus comienzos se han ganado fama de ser una gestoría que realiza un trato personalizado, algo que es de lo más conveniente cuando queremos encontrar soluciones a casa caso en función de las necesidades que tengamos.

Ellos han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, donde han mejora el servicio online en cuanto a la comunicación, siendo conscientes de que cada vez mayor número de clientes optan por esta vía. De igual forma, cuentan con todos los medios para poder realizar comunicaciones telemáticas con los diferentes organismos públicos, caso de la Dirección General de Tráfico, Agencia Tributaria, Tesorería General de la Seguridad Social, Servicio Público de Empleo, etc.

Está claro que los clientes actuales de las gestorías tienen más necesidades y las posibilidades a nivel tecnológico que contamos en pleno siglo XXI hacen que puedan dar un mejor servicio y poder contar con todo lo necesario para resolver no solo los típicos problemas que siempre han rodeado a las personas que recurren a los servicios de una gestoría, también los nuevos fruto de los nuevos negocios o formas de gestionarlos.