Consejos para elegir a un buen asesor

Consejos para elegir a un buen asesor

En esta ocasión queremos que sepas los criterios que deben seguirse para elegir un buen asesor para tu negocio.

Montar nuestro negocio propio o el darse de alta como autónomo para poder facturar por los servicios que prestemos conlleva un proceso que va asociado más allá de lo profesional o empresarial, debiendo tratarse con gran cuidado.

Tanto un autónomo como una pyme deben decidir la forma en la que se va a resolver esta gestión. Una de las primeras decisiones que deben tomarse es si vamos a necesitar un asesor presencial o se optará por un servicio online.

Los servicios de asesoría online hacen posible tener acceso a tarifas que son más baratas, además de ahorrarnos tiempo en los desplazamientos. Algo que hay que tener en cuenta, es que estos servicios en ocasiones también pueden tener algunas carencias derivadas de la menor personalización o dificultad de mantener una comunicación fluida, algo que hace posible el trato presencial. Parte de la gestión de documentos es posible que corra de nuestra cuenta, lo que hace que tengamos que implicarnos más por parte de la clientela en los trámites y procesos.

Aunque los servicios cada vez son más heretogéneos y hacen posible mayores posibilidades, las asesorías online cuentan con varios paquetes estándar en los que podemos beneficiarnos de importantes descuentos.

Las asesorías presenciales permiten que se pueda conocer de forma más personal al profesional que llevará la fiscalidad de nuestro negocio, con un trato de mayor cercanía y personalización. Eso sí, las tarifas suelen ser más altas y hay que trasladarse físicamente para aclarar cuestiones o entregar documentación.

¿Qué servicios es necesario contratar?

Esto depende, claro está, de nuestras necesidades. Lo primero hay que hacer balance de nuestras necesidades. No es lo mismo ser profesional freelance que emita tres o cuatro facturas al mes que montar un restaurante y contratar a 5 camareros.

Las asesorías pueden ofrecer en líneas generales:

Servicios fiscales

Incluyen altas y bajas en las obligaciones tributarias, gestionan y planifican dichas obligaciones. Muchas tienen entre sus servicios la de la confección y presentación de impuestos, solicitud de aplazamientos o de asistencia ante una inspección fiscal.

Servicios laborales

En ellos se incluyen la gestión de trámites de altas y bajas en la Seguridad Social, nóminas y declaraciones. De igual manera también está el cálculo de las retenciones que se practican a los trabajadores, recomendaciones sobre convenios y demás asuntos que estén relacionados con la prevención de riesgos laborales.

Servicios de contabilidad

En este caso elaboran el libro de ingresos y gastos para autónomos con estimación directa, libros de IVA y en las sociedades se encargan de los libros oficiales de contabilidad, etc.

Servicios para sociedades

Si optas por la sociedad por la sociedad como forma jurídica para tu negocio vas a tener especialidades de gestión para constituir, disolver, donar o suceder.

Servicios Jurídicos

Son de lo más recomendable, puesto que te dan asistencia ante las reclamaciones fiscales y administrativas o de cualquier otro tipo que concierna a tu negocio.

¿Qué es clave para elegir a tu asesor?

Claves para elegir tu asesor:

Lo principal es que establezcas tus necesidades y prioridades. Hay que pensar que cuanto menos tiempo dediques a la gestión fiscal o contable del negocio, mayores recursos vas a poder dedicar a otra serie de aspectos de tu empresa, caso de encontrar clientes nuevos o vender más.

Igualmente es recomendable buscar y comparar entre las ofertas que hay y optar por las que mejor puedan adaptarse a las necesidades de tu negocio.

Puedes comenzar una primera toma de contacto donde aclares tus dudas sobre los servicios que ofrezcan, plazos de entrega, disponibilidad para solventar dudas o el precio final que tengan los servicios de asesoría.

Un punto importante que debes pensar es que el grado de afinidad con tu asesor debe ser importante y fluido, pues así vas a poder entender de manera sencilla aspectos complejos de la gestión del negocio, pudiendo preguntar sobre cualquier cuestión con la mayor confianza.

Una de las mejores asesorías para pymes o autónomos es Trámites Fáciles Santander, pues ofrecen un servicio de asesoría laboral que se encarga de analizar la situación contable y laboral, donde empresas y autónomos son las que abarcan la mayor parte de su actividad económica y los que disfruten de la gran profesionalidad de una asesoría claramente enfocada hacia el cliente.

Esperamos que después de este artículo te hayan quedado más claras las bondades de una asesoría/gestoría.