Consejos para elegir residencia

Consejos para elegir residencia

A la hora de elegir una residencia para un familiar o incluso para nosotros mismos, nunca se quiere fallar. Se deben tener una serie de aspectos a tener en cuenta y la implicación emocional es un factor bastante importante. Respecto a esto seguro que has recibido bastantes consejos a este respecto. Una de las residencias modélicas a este respecto es San Vital. Aunque es de Madrid, si que pueden aplicarse muchas de sus características si lo que se quiere es elegir con mayor tranquilidad. Esto podemos tenerlo más claro con una serie de consejos:

Observa el espacio que tiene la residencia

Esto es de gran interés para saber si por ejemplo, es posible pasar por ella con la silla de ruedas sin dificultad alguna. Merece la pena mirar si las habitaciones están limpias y ordenadas, como también si hay técnicas que puedan hacer más fácil la funcionalidad de las personas mayores. Siempre que puedas visita la residencia a diferentes horas del día para ver si existe la luminosidad suficiente, tanto en el exterior como en el interior.

¿Qué tipo de actividades tiene la residencia?

No está de más preguntar por el plan de actividades que tiene el centro y qué clase de actividades hacen, además de si son variadas y los profesionales que se encargan de ofrecerlas y coordinarlas.

¿Es adaptable la habitación?

Pregunta si se pueden acondicionar las habitaciones del residente en base a la personalidad y si se pueden traer cosas de casa. No olvidar que la residencia es el substituto del hogar, por lo que adquiere gran importancia sentirse como en casa.

Algo importante es observar si se pueda la identificación de los efectos personales de los residentes y si se preserva la intimidad de los mismos.

¿Qué relación hay entre el residente y el personal de la residencia?

Es importante mirar cómo se tratan los residentes entre ellos y cómo es la relación y el trato entre el personal de la residencia y ellos. El buen trato es señal de una gran profesionalidad y del respeto hacia el anciano.

Atento a los profesionales

Lo mejor es que la residencia tenga una garantía de calidad y que cuente con los siguientes profesionales:

animador/a social

educador/a social

terapeuta ocupacional

fisioterapeuta

trabajador social

psicólogo/a

Además, no olvides preguntar si estas profesionales están especializados en las personas que estén afectadas por deterioros cognitivos.

Equipo de asistencia en lo médico

El equipo médico lo forma el médico y la enfermera. Si el médico viene todos lo días o si cuenta con enfermería mañana y tarde, son informaciones de lo más útiles si queremos si la residencia merece la pena de verdad.

Deberá contar con los debidos certificados de calidad y de seguridad

Hay que preguntar en la residencia si tiene alguna clase de certificado de calidad, cuál en concreto y si está actualizado. Una residencia tiene que tener un certificado de calidad con revisión al año, siendo una residencia que apuesta por la calidad. Lo mismo podemos decir de que cuente con un adecuado plan de emergencias y de evacuación.

Menú de la comida

El mejor consejo en este sentido es no fijarse solo en el menú de la comida que se sirve en la residencia, debe ser variado y que los productos sean frescos. Aquí también merece la pena saber si la comida es posible que se pueda personalizar, no solo por los gustos de las personas, también para saber si el producto es fresco o no lo es. Lo ideal es que un profesional adecuado sea el que determine el menú que tiene que tomar cada anciano.

Relación entre el familiar y la residencia

Muchos familiares quieren recibir información de primera mano por parte de la residencia de nuestra persona mayor, algo muy tranquilizador. Lo mejor es que la residencia si puede ser, le envíe informes sobre como se encuentra en residente, no solo por la salud, también en lo emocional, así como las vías de comunicación que utiliza.

La información debe ser transparente y la demostración de la tranquilidad y seguridad, es importante en el trato que dispense a los usuarios.

Como puedes ver, elegir residencia no es tan sencillo como puede parecer y si se quiere acertar hay que tener en cuenta una serie de aspectos. ¡Suerte con la elección!