El deporte como actividad económica

El deporte como actividad económica

Apostar económicamente por el deporte siempre será una buena elección. Cada vez son más las personas que deciden realizar algún tipo de ejercicio en algún lugar del mundo. En España, y aunque haya cifras que demuestren que es necesario que mucha gente se sume a esta iniciativa para ganar en salud y perder peso, cada vez son más las personas que deciden comenzar algún tipo de práctica deportiva. El clima o la buena salud de la que gozan muchos deportes en nuestro país, como el fútbol, el baloncesto, el balonmano o el tenis, es una llave fundamental para ello.

Este gusto por el deporte abre una cantidad importante de oportunidades para las empresas. Es cierto que en España la Administración Pública juega un papel imprescindible en todo lo que tiene que ver con la promoción y el desarrollo del deporte, sobre todo dentro del ámbito de la construcción de instalaciones deportivas. Sin embargo, cada vez son más las personas que pretenden realizar deporte en un sitio más preparado y más personal. Por eso está aumentando la cantidad de personas que se inscriben como socias en clubes privados.

La oportunidad de negocio que ello supone es muy grande, pero es evidente que es necesario hacer una apuesta por construir mejores instalaciones que las que pueden encontrarse en un polideportivo municipal. De lo contrario, la gente no vería sentido a pagar una cuota mensual o anual. Contactar con Niberma es una excelente oportunidad para ello. Dicha entidad, especializada por ejemplo en la construcción de campos de fútbol de césped artificial o pistas de pádel de primera calidad, constituye la mejor alternativa para que las instalaciones de un club deportivo sean inmejorables.

La verdad es que los clientes notan la diferencia. Gracias a clubes deportivos como de los que estamos hablando, pueden mejorar su técnica, disfrutar de grandes momentos deportivos junto con su familia o sus amigos. Si es por eso, el cliente paga. Pero las instalaciones deben ser de la primera calidad. Apostar por esta calidad es siempre una gran jugada si se hace de la mano de Niberma. La inversión no será demasiado grande pero potenciará la llegada de nuevos clientes (y la fidelización de los que ya son clientes) al club.

Niberma es una entidad especializada sobre todo en la construcción de pistas de pádel y campos de fútbol de césped artificial, tal y como se ha comentado con anterioridad. Es, por tanto, una entidad que puede servir de ayuda a muchísimos clubes deportivos. En primer lugar, el pádel se ha convertido en todo un fenómeno de masas en nuestro país y, de hecho, ya es más normal ver a un grupo de amigos jugar al pádel que jugar al tenis, un deporte que tantas alegrías ha dejado en España. Por otra parte, qué decir del fútbol. Todo lo que esté asociado al deporte rey en España tendrá una demanda brutal y es por eso por lo que, si apostamos por la calidad, la rentabilidad futura está asegurada.

La práctica deportiva, un orgullo en nuestro país

El periódico El Mundo Deportivo informó a finales de 2015 de que, durante ese año, el número de personas que había practicado deporte en España había crecido en un 9’2%, algo que refleja sin lugar a dudas la salud de la que goza el deporte en el país. Destacaba el mismo artículo el crecimiento de la práctica deportiva por parte de las mujeres, que poco a poco ya se han ido involucrando en este asunto y que ya constituyen un pilar fundamental del mismo. Y es que los grandes resultados conseguidos por las féminas deportistas españolas están sirviendo de visibilización para el deporte femenino.

Desde el punto de vista empresarial, que las mujeres estén tan involucradas en el deporte son todo ventajas: más posibilidades de hacer negocio. Pero la clave para tener éxito entre ellas es la misma que la que hemos comentado con anterioridad: disponer de unas instalaciones de primer nivel, que faciliten de un modo sustancial el ejercicio del deporte favorito de la gente. Para ello, Niberma es y seguirá siendo la mejor elección.

El deporte en España no puede hacer otra cosa que crecer. A los españoles siempre nos ha gustado ese mundo y, por fortuna, disponemos de un clima ideal para realizar cualquier tipo de actividad física. Ahora que se va acercando la primavera, numerosos clubes deben aprovechar el tirón que la práctica deportiva tendrá durante esos meses. Pero, si no se cuenta con las mejores instalaciones, conseguir un gran número de clientes no será sino una utopía.