Un servicio de traducción comercial de calidad

Nuestra empresa de informática necesitaba firmar un acuerdo y tras un viaje a Shenzhen (China), quedamos en vernos en Barcelona. Aquel acuerdo hubo traductor allí, pero quedamos en cerrar el acuerdo aquí cuando vieran que era exactamente lo que necesitábamos.

Como es lógico, a la hora de cerrar este tipo de tratos, la traducción es un herramienta fundamental para la comunicación y tener la constancia de que se ha entendido todo. Los errores en este sentido pueden tener consecuencias gravísimas que pueden derivar en un mal acuerdo o en pérdidas importantes, por lo que ahorrar e intentar cerrarlo todo deprisa y corriendo es un error a evitar.

La traducción comercial es indispensable

Si estás pensando en internacionalizar la empresa como fue nuestro caso, el idioma no solo no debe ser una barrera que limite tu expansión, debe abrirte puertas más allá de nuestras fronteras.

La traducción simple o comercial consiste en traducir textos de carácter informativo que estén dirigidos a un sector especializado, en nuestro caso el de la informática.  Para solucionar esto, recurrimos a Internet, donde elegimos Eikatrad por las buenas opiniones que leímos sobre su trabajo y una web en la que dejaba bastante claros sus servicios.

Una vez nos llamaron la atención dimos el paso de llamarles y gracias a su amabilidad e interés por lo que precisábamos tuvimos la suerte de no seguir buscando.

Queríamos tomar una buena decisión y la clave creo que fue investigar los servicios que daban, pero sobre todo las opiniones de clientes anteriores, que te hacen ver con qué tipo de profesionales vas a tratar.

En el caso de Eikatrad  es una empresa que como me dijeron ellos, llevan desde 2008 funcionando con una gran plantilla de traductores e intérpretes a nivel profesional y con alta cualificación. Ellos, después de trabajar en el sector de forma independiente, tomaron la decisión de unirse y así comenzar un proyecto común para ofertas unos servicios de carácter lingüístico.

Se ve que son apasionados de la traducción y que gustan del trabajo bien realizado, lo que al final da como resultado una traducción perfecta que no deja lugar a dudas, algo que como dije al principio era lo que más nos preocupaba.

Ellos tienen colaboradores en muchos países del mundo, ya que se dedican a seleccionar de forma rigurosa a cada profesional en el campo de traducción que necesitan sus clientes.  A nivel español, tienen traductores comerciales, técnicos y jurados, los cuales cuentan con la acreditación del Ministerio de Asuntos Exteriores de Cooperación MAEC.

Mi recomendación es que elijas los traductores que elijas, deben contar con las correspondientes titulaciones y como es lógico tienes que ver con que referencias cuentan y las opiniones que tienen el resto de profesionales sobre sus trabajos.

Estamos ante una profesión que diariamente es capaz de poner en comunicación a personas que de otra manera sería imposible que se entendieran, por lo que un buen trabajo no solo es necesario, es imprescindible y aquí los aficionados no tienen hueco.

Así que ya sabéis, profesionales contrastados e iréis a cerrar lo acuerdo con tranquilidad, como hicimos nosotros.