Un software para sacar mayor rendimiento a tu negocio de hostelería en Barcelona

Hace unos años me trasladé a Barcelona con la intención de estudiar la doble titulación que ofrece la Escuela Universitaria Formatic Barcelona: el Grado en Turismo (UdG) y el Grado en Dirección y Gestión Hotelera (ESHTE). Y la verdad es que no arrepiento nada de ello. Fue una experiencia increíble en la que crecí como profesional pero también como persona. Y, cómo no, nada más rematar la carrera quise poner mis conocimientos en práctica y montar mi propio negocio. Un hotel me resultaba inabarcable porque no tenía ni de lejos ese dinero y porque ya en Barcelona parecía comenzar una cierta corriente hacia el turismo que desborda la ciudad. Sin embargo, un restaurante me parecía la opción perfecta, ya que podía meterme en ese préstamo y también porque es un negocio que, si no lo gestionas mal, funciona si lo sitúas bien y no te canteas con la relación calidad-precio. Pues bien, con mis conocimientos podía gestionarlo, pero al ser tan grande necesité contratar a gente, y no todos tenían mi formación superior, y esta diferencia la solucioné con un software del que hoy os quiero hablar: FrontRest, de TPVData.

Y es que para gestionar bien un restaurante y cualquier negocio de hostelería hay que tener una formación bastante especializada, porque es un tipo de trabajo que toca tantos palos que lo más normal es que desborde a cualquiera desde el minuto cero. Pero también es cierto que una sola persona, por muchos conocimientos que tenga, no puede gestionar y a la vez controlar qué es lo que hacen sus trabajadores, de ahí que haber dado con este software de control me haya resultado vital para sacar la empresa adelante.

Me gustaría recomendarlo también a aquellos que adentran dentro de este complicado negocio de la hostelería, ya que sentirán que van más al día con los pedidos y en general la organización les resultará menos caótica. Ya se sabe que por la naturaleza de este negocio mucha gente busca emprender en restaurantes o cafeterías sin tener mucha idea o conocimiento previo, de ahí que tener un programa sobre el que apoyarnos sea clave. No hay más que ver el programa de Alberto Chicote, donde simplemente se lían con llevar las comandas al día. Y la conclusión que sacas es que esa gente ha pensado que sería sencillo, que lo podría llevar cualquiera, y se ha embarcado en una aventura que le desborda.

Pues bien, para todos ellos, y para quienes como yo quieran guiar mejor a sus empleados, el software de punto de venta FrontRest para hostelería de ICG Manager es una herramienta de trabajo muy intuitiva y fácil de usar con la que mejorar la gestión. Su utilización, gracias a la interacción visual con el usuario, no requiere de formación ni de conocimientos informáticos. Todas las funciones de venta, control y estadística están diseñadas para pantallas táctiles. Es decir, que lo que ve en pantalla el camarero es lo que obtiene, evitando así costosos procesos de aprendizaje para el usuario, y también la contratación de personas con una formación excesiva para el puesto y que deberían formar parte de la gestión del negocio y no del trabajo diario.

Cuáles son las principales características de este software

Dentro de la pantalla de venta, podemos encontrar las siguientes características con unas funciones de lo más intuitivas:

  • Configuración por usuario. Todas las funciones de venta son configurables por el usuario. Existen más de 110 funciones diferentes en este ICG software para hostelería con el fin de personalizar un perfil de usuario en función de los permisos del mismo.
  • Visualización gráfica. Los artículos se visualizan por pantalla gráficamente, agrupados por familias. Para la selección de un artículo solo hay que marcar la sección y a continuación el artículo en cuestión.
  • Imágenes. Es posible asociar imágenes a los artículos en la pantalla de venta para identificarlos más fácilmente.
  • Los artículos más vendidos, aunque sean de diferentes secciones, pueden agruparse en una sección especial de Favoritos, accesible directamente desde la pantalla de venta.
  • Pantallas de mesas. Las pantallas de salones y mesas son configurables por el usuario, pudiendo disponer las mesas, barras, etc., de igual manera que en el restaurante. Además, el estado de las mismas se visualiza de manera gráfica por pantalla, pudiendo estas estar libres, ocupadas, reservadas, en subtotal, etc.
  • Ventas en espera. Se puede dejar una venta en espera por mesa, por camarero o por cliente, para poder atender otra mesa o venta.
  • Tarifas en función del horario. Se pueden aplicar diferentes tarifas por sesiones. Se produce un cambio automático de tarifas según fracciones horarias.
  • Menús del día. Este software para hostelería de ICG contempla la creación de menús del día, pudiendo combinar artículos de diferentes secciones para la elaboración de los menús.
  • Distinción del orden de los platos.
  • Para detallar la preparación o acompañamiento de los platos, se pueden asociar modificadores a los artículos (poco hecho, muy hecho, con patatas, sin sal, etc.).
  • Contempla la venta de artículos en distintos formatos pudiendo asociarse un precio distinto para cada formato.
  • FrontRest permite crear elementos combinados formados por dos artículos relacionados con un formato de tipo combinado de manera rápida (whisky con Coca-cola, vodka con limonada, etc.)
  • Facturación por tiempo. Se puede aplicar facturación por tiempo para artículos como mesas de billar, etc.
  • Con esta opción se puede asignar un precio 0 a una, varias o todas las líneas de un tique. Posteriormente puede obtenerse un informe con el extracto de todas las invitaciones que se han realizado.
  • Conexión de balanzas. FrontRest permite la conexión de balanzas para aquellos artículos que se venden por peso.
  • Impresión a cocina. Las órdenes de los clientes pueden imprimirse en diferentes impresoras en función del artículo que se pida.

Además, este software tiene también otras funciones muy prácticas, como el control de presencia de empleados para evitar fraudes, y contempla y controla el pago en diferentes modalidades y hasta con distintas monedas. Asimismo, con él se puede hacer un control del stock para la previsión de compras y la creación de pedidos, así como el control de caja y la creación de estadísticas con todos los movimientos producidos.