El pan ‘mileniam’

El pan ‘mileniam’

Los años pasan y ya no volverán. Y hay en algunos aspectos que lo notamos más que en otros. La frase de “este no sabe como hace años” es una de la que más suelo escuchar cuando voy al pueblo o cuando hablo con personas que rondan los 60 años. Y aquí es donde juega un papel importante los alimentos. ¿Por qué ya no saben igual? Pues seguramente porque no se pone el mismo mimo y cariño que hace años. Porque está comprobado que cuando se hace con nuevos ingredientes, el pan del siglo XXI sabe como el de toda la vida.

Un ejemplo lo tenemos en una franquicia nueva y moderna, pero que sabe hacer el pan como el de nuestras abuelas. El pan sigue ocupando un lugar importante en nuestra dieta. Por ello, en Cool Bakery ofrecen exquisitas especialidades de la máxima calidad para consumir a cualquier hora del día. Del pan de siempre, apetecible y recién hecho. Con unos ingredientes básicos para que todo salga bien: Panadería Artesanal y 100% Natural.

Su sabor te recordará al pan de antaño con una amplia gama de deliciosas variedades. Desde el Pan Gran Reserva y el Pan Tradicional hasta Panes Integrales y de Cereales, realizado con ingredientes Sostenibles, una elaboración sin conservantes, sin grasas parcialmente hidrogenadas y por supuesto,  con la reducido en sal. Ya has visto que todos son ingredientes naturales y que producen un pan 100% natural.

También recuerdo la popularidad que tenían las hogazas. Era el pan perfecto para cuando había una comida de puchero. Ahora los panes que hacen en este lugar son elaborados con  ingredientes 100% naturales, sin aditivos ni conservantes. Con masa madre, una levadura natural y una triple Fermentación Alta hidratación. Sin duda, es una máxima calidad de las materias primas. Vas a notar que durante más tiempo permanece tierno, y siempre sin perder ese aspecto rústico y un sabor inconfundible. Seguro que te recuerda a esa corteza dorada y miga ligera con un sutil aroma avellanado. Comer un poco va a ser volver a tu infancia.

Lo barato sale caro

Ahora mismo, por culpa de esas empresas que han apostado por hacer pan como churros, la calidad se ha visto deteriorada. Recuerdo la famosa guerra del pan en el que varios establecimientos luchaban por dar el pan más barato. Con eso se consiguió tirar los precios, aunque lo peor fue que se confirmó que la calidad se tiró por los suelos.

Aquí es todo lo contrario. Se trata de un concepto de empresa totalmente diferente. Te ayudan e a encontrar un local que se adapte a las condiciones necesarias en una localización enclave y con enormes posibilidades de éxito. Posteriormente te recomiendan entre su amplia gama de productos. Todo ello con un asesoramiento sobre oferta de productos. Analizando la ubicación y te recomiendan los productos con más salida y rentabilidad para que tu negocio vaya rodado desde el día 1. Así es más fácil poder triunfar en el mundo del pan. Sobre todo ofreciendo calidad, porque creemos que lo que no es así, puede durar dos días.

Conferencias sobre el pan

Recientemente estuve en una conferencia interesante sobre el pan del nuevo siglo. Allí se impartieron las conferencias Investigadores de Institutos del CSIC y de la Universidad de Salamanca, así como responsables altamente cualificados de Departamentos de Desarrollo e innovación de grandes y medianas Empresas (I+D+i). En las conferencias se abordaron numerosos aspectos científicos, técnicos y sociales sobre la elaboración del pan y los retos que impone incrementar su calidad y producción en el siglo XXI.

Entre los temas a tratar estuvieron aspectos tan importantes como los contenidos relacionados con ‘la cadena de valor del pan’, como la selección y distribución de semillas o nuevas variedades de harinas con o sin gluten, de distintos cereales y pseudocereales. También se habló de los últimos datos sobre la gran biodiversidad de microorganismos que fermentan las harinas, su influencia en las propiedades del pan, el diseño de inóculos fermentativos innovadores y el empleo de técnicas metagenómicas en la investigación del microbioma del pan.

Temas muy interesante que demuestran que el pan sigue estando en lo más alto. Por eso, cuando escuches que el pan ya no es como el que era hace años, no lo pienses así. Sigue siendo muy bueno, pero para ello hay que contar con los mejores ingredientes. Y sobre todo, mucho cariño. Ahora que conoces ya que hay varias empresas que hacen el pan con estas características, seguro que ya no vuelves a decir eso de “el pan ya no sabe como antes”.