El vino español, un buen compañero para hacer crecer tu negocio

El vino español, un buen compañero para hacer crecer tu negocio

Es un buen momento para apostar por muchos negocios y actividades. Por suerte, vivimos un momento que, a diferencia de lo que ha venido ocurriendo en años anteriores, es económicamente aceptable. Eso hace que crezcan las inversiones y que pueda crecer también el movimiento del dinero entre empresas, algo que todos los economistas catalogan como fundamental y que permite que mucha gente pueda obtener un beneficio. Nadie puede dudar de algo como esto y, en los tiempos que corren, es importante tener en cuenta este tipo de consejos para implementar el desarrollo de cuantos más negocios mejor.

Uno de los sectores que más y mejor viene creciendo en los últimos tiempos es el que tiene que ver con el vino. Existen pocos productos que sean más españoles que este. El vino es una de nuestras señas de identidad, siendo España uno de los mayores productores del mundo en este campo. Sin embargo, durante muchísimos años la actividad que estaba relacionada con él se encontraba en franca decadencia, sin que ni el sector público ni los propios empresarios del sector fueran capaces de darle fuerza a una actividad que es realmente importante en muchas zonas de nuestro país.

Según una noticia que fue publicada el 1 de marzo de este mismo año en el portal web especializado en vino Vinetur, la producción de vino español había crecido en un 36% en los primeros meses que comprende la campaña 2018/2019. Se trata de un aumento considerable y que permite que podamos afirmar que este es, en el momento actual, uno de los sectores que goza de una mayor rentabilidad. Y es que no es para menos. Existen regiones enteras en España que dependen, en gran parte, de lo que este tipo de producto puede dejar.

Un artículo que fue publicado en eldiario.es informaba de que, además, en 2018 la facturación del negocio del vino había crecido un 18% y que la cifra que se había alcanzado podía ser catalogada como histórica, siendo Castilla La Mancha la principal comunidad autónoma en verse beneficiada por este asunto. No cabe la menor duda de que esta tierra es una de las que decíamos que dependía en buena medida de todo lo que el sector del vino pudiera ofrecer. Y, a juzgar por los datos, los manchegos estarán realmente contentos en los tiempos que corren.

Teniendo en cuenta el crecimiento que viene experimentando el negocio del vino en los tiempos que corren, podríamos decir que un buen consejo empresarial sería el de desarrollar algún tipo de actividad que esté relacionada, directa o indirectamente, con este sector. Las propias empresas vinícolas y las bodegas lo dicen bien claro: el vino vive una Edad de Oro. Así nos lo han confirmado los profesionales de bodegas Bocopa, que operan en una zona como lo es la de Alicante. Desde luego, aprovechar esta situación es algo que no solo estamos recomendando ahora mismo, sino que está siendo estudiado por muchas personas con visión empresarial en este preciso instante.

Un negocio con vistas al exterior

Hemos dicho en alguno de los párrafos anteriores que hay pocos productos que puedan definir más y mejor a un país como es el nuestro que el vino. Y que de él y de las empresas que están relacionadas con su sector depende la economía de muchas regiones en España. Pero, desde luego, una cosa está clara: a día de hoy, el negocio del vino que se produce en España está en el exterior. Y es que un país como Estados Unidos se lleva un porcentaje bastante alto del total de vino que producimos en el interior de nuestras fronteras.

Eso es posible gracias a la tremenda imagen que tiene el vino español más allá de esas fronteras. No cabe la menor duda de que la apuesta que hace el gigante norteamericano por el vino español es algo que contribuye a que se expandan las marcas de vino españolas y a que mejore su reputación en todo el mundo. Este es otro de los motivos por los que recomendamos, a modo de consejo empresarial, iniciar una actividad que se relacione de alguna manera con este tipo de productos. Las ventajas existen y están ahí.

Lo mejor de todo es que todavía nos queda margen de mejora a pesar del buen momento en el que nos encontramos. Vamos a seguir creciendo. Los chinos cada vez nos compran más vino. En países como Japón o Corea del Sur también viene creciendo este caldo español. Es imparable la buena imagen que se está propagando de uno de los productos estrella de la gastronomía española. Por eso, ¿vais a desperdiciar una oportunidad como la que se os acaba de poner delante de vuestras narices? Si lo hacéis, cometeréis un error del que, antes o después, seguro que os arrepentís.