La comunidad estudiantil, una población interesante a la hora de constituir una empresa

La comunidad estudiantil, una población interesante a la hora de constituir una empresa

La educación es uno de los asuntos que más se ha desarrollado en España en los tiempos que corren. Hemos mejorado mucho en las últimas décadas, con independencia de que todavía nos quede mucho margen de mejora. Y es que en este país nos hemos dado cuenta de la importancia que tiene una buena formación entre los jóvenes. Esa es la clave de un futuro prometedor. Y hay muchas maneras de demostrar que hemos mejorado: una de ellas es la cantidad de talento que exportamos al extranjero. En España, desde luego, somos expertos en ello.

Este asunto también tiene una relevancia a nivel empresarial. La comunidad estudiantil en España es una de las más numerosas de Europa y, como colectivo, tiene una importancia que no debe ser descartada para nada desde el punto de vista empresarial. Son muchas las entidades que prestan servicios de primera necesidad para los estudiantes y que, de ese modo, obtienen una rentabilidad que es vital para su progresión como empresa. El número de empresas de este estilo ha crecido de una manera bastante importante y estamos seguros de que va a seguir creciendo en los próximos años.

A nivel empresarial, lo que más rentable ha resultado ser en relación a la población estudiantil es lo que tiene que ver con las residencias universitarias. Son muchas las personas que, para estudiar, se tienen que desplazar a otras ciudades. Teniendo en cuenta los precios que existen en dichas ciudades (especialmente Madrid y Barcelona) para alquilar un piso y la dificultad que engloba encontrar algo que se ajuste a nuestras necesidades y preferencias, la manera en la que muchas personas han encontrado la manera de ser felices es a través de una residencia.

Una noticia que fue publicada en la página web del diario 20 Minutos indicaba que, en marzo del año 2018, el número de residencias universitarias en España se acercaba a las 1.000, algo que pone de manifiesto que son muchas las personas que se han dado cuenta de la gran oportunidad que existe dentro de este sector. Desde luego, no es para menos. Y es que la rentabilidad de esta clase de negocios se ha refrendado en los últimos tiempos. Los expertos, además, aseguran que todavía queda bastante margen de mejora en lo que tiene que ver con este tipo de actividad económica.

La comunidad universitaria es una de las más interesantes a las que nos podemos dirigir para iniciar un proyecto empresarial. España tiene miles y miles de estudiantes, estudiantes que tienen unas necesidades parecidas y que tienen que cubrir sí o sí. Una de ellas no es otra que la necesidad de alojamiento, algo para lo cual trabajan una buena cantidad de residencias. Y es que es precisamente este el negocio que más se ha desarrollado en los últimos años. Es algo que nos han contado de manera reciente desde la Institución del Divino Maestro, una de las residencias universitarias más importantes de Madrid.

La comunidad no universitaria también es importante 

Pero no solo la comunidad universitaria es importante desde el punto de vista empresarial. Todo tipo de estudiantes se desplazan de unas ciudades a otras con el objetivo de obtener una serie de graduaciones. El futuro no solo se escribe en código universitario. De hecho, son cada vez más las personas que apuestan por hacer un módulo formativo. Según una noticia que fue publicada en la agencia de noticias Europa Press, España dispone de 8 millones de estudiantes y un total de 700.000 profesores no universitarios.

Son datos que ponen de manifiesto la importancia de este tipo de población. Datos que han conducido a muchas personas a iniciar un proyecto empresarial con este target y que han tenido una gran importancia en la rentabilidad de las empresas. Y hay que indicar que solo estamos hablando de personas que no tienen relación con la universidad. Si contamos ese volumen, desde luego seremos conscientes de la enorme importancia que tiene la comunidad estudiantil dentro de este país.

Son muchas las empresas que han conseguido una visibilidad y una rentabilidad más que importantes y que tienen en los estudiantes a sus principales baluartes y clientes. Y el tiempo ha puesto de manifiesto que su apuesta era más que acertada. Ese es el motivo por el que no solo han sido capaces de sobrevivir y obtener rentabilidad, sino que además han visto multiplicada su competencia. Y es que lo que funciona siempre termina convirtiéndose en tendencia. Es algo que ejemplifica bien lo que ha sucedido entre las empresas relacionadas con la comunidad estudiantil.