Ahora que empieza la temporada de bodas, ¿qué podemos regalar?

Ahora que empieza la temporada de bodas, ¿qué podemos regalar?

A lo largo de nuestras vidas nos surgen muchas situaciones en las que tenemos que hacer regalos. Una tarea que no siempre es fácil y es que de forma habitual nos vienen a la cabeza frases como “que le podemos regalar, si tiene de todo…” o “yo no sé que regalarle, porque no le falta de nada…”. La realidad es que sacar adelante un buen regalo no siempre es tarea fácil y más complejo es aún si no conocemos bien a esa persona o se trata de una situación especial en la que todavía se requiera de una creatividad o de un desembolso todavía mayor. Un caso, este último que os mencionamos, que se da, sobre todo, cuando se trata de presentes dirigidos a primeras comuniones, celebraciones un tanto especiales y, en la inmensa mayoría de los casos, bodas. Y es que lo cierto es que, en estas últimas, con el paso de los años, regalar dinero viene siendo ya una tónica habitual, sin embargo, la realidad es que ni todo el mundo puede regalar dinero, ni a todo el mundo le gusta hacerlo, así que a continuación os proponemos otros regalos para una boda.

Tal y como os hemos avanzado, el dinero es uno de los regalos más socorridos que nos podemos encontrar en las bodas en los últimos años y es que se trata de una opción que da libre elección a los novios de que hacer con él, sin embargo, lo cierto es que este regalo no siempre está exento de polémica. Esto se debe a que como este presente se suele hacer por medio de transferencia, a través de un número de cuenta que habilitan los propios novios, al momento ellos pueden saber quien ha hecho el ingreso y cuanto se ha estirado, algo que provoca una situación incómoda, sobre todo, cuando, por el motivo que sea, la cantidad no es muy elevada. Así es que, para evitar este tipo de problemas, en la actualidad todavía queda mucha gente que opta por otros tipos de regalos como los que a continuación os proponemos y que, a bien seguro, os pueden servir también a vosotros de ayuda para obsequiar en una celebración.

  • Decorativos
  • Jarrones o floreros
  • Lámparas de pie o de mesa
  • Porta retratos o marcos para fotos elegantes
  • Cuadros
  • Percheros de pie o de entrada
  • Fruteros o bandejas elegantes
  • Electrodomésticos
  • Planchas o tablas de planchado
  • Secadores de cabello
  • Tostadoras
  • Cafeteras
  • Trituradoras o licuadoras de jugos
  • Robots de cocina
  • Aspiradoras

Otras de las opciones más comunes que nos podemos encontrar como regalos boda son las relativas al menaje para el hogar, siendo los regalos más comunes en este aspecto, las vajillas o piezas de vajilla, las cuberterías o piezas, una buena cristalería o piezas sueltas de ella y es que este es un obsequio muy socorrido, dada la utilidad real que tiene, por lo que si os decantáis por esta opción, nosotros os recomendamos que os fijéis en el trabajo de Cristafiel y es que ellos son expertos en esta materia e incluso os podrán grabar las copas, por lo que quedaréis muy bien en la boda. No obstante, la realidad es que otras opciones de menaje que nos podemos encontrar pasan por:

  • Juegos de toallas
  • Juegos de ropa de cama
  • Útiles para armarios o cómodas
  • Cojines decorativos
  • Pequeñas alfombras

Sin embargo, algo que debemos de tener claro es que actualmente Hacienda está poniendo el ojo sobre las bodas y si no queremos que nos ocurra como le sucedió a una pareja de Badajoz, quien reclama daños a Hacienda por irrumpir en su banquete para saldar una deuda que no era de ellos y dejarles sin tarta ni brindis, lo cierto es que debemos de tributar, en este caso los novios, por todos aquellos presentes que reciben, así como realizar todos los pagos a proveedores siguiendo la legalidad vigente, ya que, de lo contrario, se podrían encontrar en esta misma situación.

En una boda no solo regalan los invitados

Es costumbre en nuestro país que en los banquetes de las bodas no solo hagan presentes los invitados, sino que también sean los novios los que pongan algo de su parte para congratular a algunos de los invitados más especiales. Así, uno de los regalos más conocidos por todos es el del ramo de flores de la novia, el cual se suele lanzar a las mujeres. Pero más allá de este, otros regalos habituales se suelen hacer a los abuelos de los contrayentes, ya sea mediante una foto de recuerdo o algún detalle especial para que tengan en sus casas.