Consejos para elegir carretilla nueva y de ocasión

Consejos para elegir carretilla nueva y de ocasión

Algo que hay que hacer, como nos dicen desde tomimaquinaria.com, especialistas en carretillas elevadoras desde hace muchos años, es tener claro la tipología de la carretilla que se quiere, aspectos como el tamaño, la capacidad para hacer determinados trabajos o si va a ser nueva o de segunda mano.  Sin duda esto ayudará a que se realice de mejor manera la elección.

Las carretillas elevadoras son muy importantes en muchos entornos laborales, lo que hace que multitud de empresas y profesionales tengan que comprar esta clase de maquinarias.

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de elegir una carretilla elevadora?

Sitio donde se va a usar: todo va a depender de si se usará en zonas interiores o exteriores, debiendo optar por una eléctrica o térmica.

Espacios de maniobra: elegir la configuración que va a precisar la carretilla, es algo que dependerá del espacio que habrá para trabajar con las carretillas.

El peso y el tamaño de las cargas: es importante la capacidad que tenga la carga, donde va a influir la clase de combustible que se use en la carretilla.

Altura en las cargas: las dimensiones de las estanterías, contenedores o puertas es importante a la hora de optar por una carretilla u otra.

Siempre tiene bastante importancia el comprar los equipos a tiendas profesionales pertenecientes al sector, pues son los que van a poder ofertar inmejorables opciones en los procesos anteriores a la compra y después en el siempre necesario servicio post-venta, algo importante cuando se quiere adquirir cualquier clase de maquinaria o de vehículo.

¿Y si es una carretilla de segunda mano?

Cuando es necesario comprar una carretilla elevadora, en ocasiones no se pueden tener acceso a la inversión que ello supone. Afortunadamente hay alternativas más baratas como las que existen en el mercado de segunda mano, las cuales ofrecen idénticas garantías que las nuevas y a un precio más barato.

Vamos a ver una serie de puntos importantes:

¿Qué trabajo realizaremos?

Adquiere gran importancia saber el trabajo que realizaremos, puesto que dependiendo de ello habrá que elegir un tipo de máquina u otra. Aquí lo recomendable es que en caso de que no sepas bien cuál elegir, deberás preguntar a comerciales especializados para encontrar soluciones.

El espacio de trabajo

Como con las nuevas, saber el espacio en el que trabajará la carretilla es importante. Cuando el trabajo lo desempeñemos en el interior, como es en el caso de los almacenes, siempre es bueno optar por una eléctrica, pues así no tendremos que sufrir contaminación en el interior. Para los trabajos exteriores, la carretilla puede ser también eléctrica o térmica, bien diésel, gas o gasolina.

Número de horas al día que tendrá que funcionar la carretilla en cuestión

Las carretillas que tienen motores térmicos, tienen una autonomía sin límites, dependiendo de que se tenga siempre combustible. Si elegimos una eléctrica, también es importante la utilización que se le quiere dar. Por todo eso, hay que pensar en las horas diarias que se usará, lo que será importante a la hora de que se determine la propia autonomía que tendrá que tener la batería que se necesite, dependiendo del caso en cuestión.

¿Qué clase de carretilla puede adaptarse mejor a las necesidades?

Debe valorarse que es necesario pensar en la clase de carretilla elevadora que puede ser la mejor, dependiendo del uso que se le quiera ir dando. Las contrapesadas pueden ser bastante útiles para el movimiento de las mercancías en el interior y el exterior.

Si vamos al apilador, a lo mejor tenemos bastante para que se pueden ir colocando cargas en las distintas estanterías con las distintas alturas que existan. Al ser la oferta de gran amplitud, lo mejor es dejar que le asesoren los profesionales que tengan el debido conocimiento y experiencia no solo en carretillas, sino también en la detección de las de segunda mano que mejor tratadas hayan estado.

Conocer el año de fabricación y las horas de trabajo

Es importante estar atentos al año de fabricación que tenga la máquina de segunda mano que busquemos, lo que será bastante interesante de cara a conocer la mayor o menor vida útil que va a poder tener.

De la misma forma, el año en que se fabricó nos dirá si habrá disponibilidad de recambios, puesto que en caso de que sea una máquina antigua, podemos encontrarnos con que no haya esta clase de disponibilidad.

Siempre que sea posible es bueno optar por comprar con máquinas que tengan una antigüedad menor de diez años, así vamos a poder tener la seguridad de sacar el debido provecho de todas las ventajas de utilizar la carretilla sin tener que afrontar unos altos costes de mantenimiento.

Según el uso que le queramos dar a la máquina habrá que fijarse en las determinadas horas de trabajo para fijar el precio de la máquina y saber si es el lógico. La información, como es lógico, la deberá dar el vendedor.

Verificar que cuenta con garantía

Comprar una carretilla de segunda mano entendemos que puede llegar a proporcionar alguna clase de inseguridad, por lo que un aspecto como es el de la garantía, es fundamental. Por este motivo, hay que subrayar la importancia de la garantía.

El servicio post venta debe ser rápido y efectivo

De cara a la tranquilidad una vez comprada la carretilla, hay que saber que después de haberla comprado vas a tener el respaldo de un servicio post venta que tendrá que ser rápido y eficaz, de cara a que la carretilla se mantenga como desde el primer día.

Alquiler o compra de una carretilla de segunda mano

La decisión que pueda tomarse al final, sobre si hay que comprar o alquilar una carretilla elevadora de segunda mano va a depender del uso que le vayamos a dar. Si se le dará un uso continuo, lo mejor es comprar. Si se va a usar puntualmente, lo mejor es optar quizá por el alquiler de las mismas. Igualmente, muchos establecimientos ofrecen posibilidades de financiación siempre que sea necesario.