Consejos para elegir la pintura de la oficina

Consejos para elegir la pintura de la oficina

Si estás pensando en pintar la oficina, los colores son un punto de gran importancia, el color afecta a nuestros sentidos, apariencia, estado de ánimo y como no, al comportamiento. Las combinaciones de colores fuertes cuentan siempre con el color rojo, una tonalidad que asociamos al poder y a fuerza. En publicidad las combinaciones fuertes se usan para expresar mensajes poderosos.

Las empresas especialistas siempre aluden a la importancia que tiene el color para los negocios. Decolor.com, con años de experiencia en el sector de la pintura, nos asegura que podemos tener grandes beneficios si seleccionamos el color adecuado. Vamos con algunos consejos para ello:

¿Qué color debemos elegir para nuestra oficina?

Existen una serie de pasos:

  • Definición de los objetivos
  • Elegir el color dominante
  • Elegir una combinación a nivel cromático, articulándose todo ello contando con la base del color dominante
  • Elegir un color dependiendo de nuestra sensibilidad propia

Colores cálidos

El calor nos lleva al rojo, especialmente el intenso, dejando claro que los colores cálidos suelen llamar y mucho la atención.

Colores fríos

Aquí podemos poner como ejemplo el frío que nos da el azul. Los colores fríos son los que nos evocan frío o nieve. Esto hace que sean sentimientos vehiculados por los colores fríos como el verde, azul verdoso o el propio azul y se oponen a los colores cálidos.

El usar un color frío suele ralentizar el metabolismo e inducir a la calma. Recordemos que los colores cálidos son opuestos como el fuego al hielo.

Tonos pastel

Infunden calma. Suelen ser los colores más dulces, los cuáles tienen como mínimo un 65% blanco y tienen un tono más bien tenue que está asociado a un sentimiento de tranquilidad. Se emplea en los espacios interiores, cuando desea transmitir una sensación de calma muy apetecible.

Azul

Existen cada vez un mayor número de locales que tienen como gran protagonista a ese color, especialmente pastel, puesto que es bastante adecuado para las oficinas de despachos en los que buscamos creatividad. El azul e introspectivo  es indicado para las personas que trabajan en soledad, caso de muchos freelance.

Verde

En los entornos agresivos, el uso de azul celeste o verde producirá un efecto de lo más relajante, favoreciendo la concentración y la creatividad. De lo más indicado para las agencias de publicidad o a los músicos.

En el caso de los verdes de mayor ligereza y brillantez, se crean ambientes frescos y modernos, Si optamos por los más oscuros, la sensación que generan son de seriedad.

Blanco

Color ideal para la decoración de los despachos y oficinas que no tengan muchos metros cuadrados, pues amplia el espacio visual. Indicado también para lugares de trabajo que no tengan luz natural, con el añadido de que el blanco combina con todos los estilos y colores.

Gris

Otro color de lo más recomendable a la hora de pintar espacio de trabajo lo mismo que el blanco, de gran versatilidad, pudiendo combinarse fácilmente con los demás colores. Muy adecuado para las oficinas modernas, donde el color aporta una gran elegancia. Lo mejor es usarlo en las versiones de mayor claridad, pues empequeñece el espacio y resta luz si se hace con las más oscuras.

Ya has podido ver como el color y su importancia es más grande de lo que pensamos. Lo mejor es no solo pensar en nuestros color es favoritos, también hay que ser consecuentes a la hora de utilizarlos. Siempre es útil dejarse aconsejar por los especialistas, pues al final ellos son los que saben qué colores son los que mejor pueden venir a una u otra oficina, pero también el resultado debe ser el que tu desees, por lo que es ideal que se llegue a un color y tonalidad que sea bonito y eficaz.

Recordemos que en las oficinas se pasan muchas horas y por este motivo hay que tomarse el tiempo necesario para una opción de tanta importancia como es esta. La calidad de los profesionales y como no, de la pintura que se utilice, es lo que marca las diferencias entre un buen trabajo y entre uno simplemente aceptable, por lo que te recomendamos no escatimar en este sentido, de lo contrario puedes con el tiempo terminar gastando más o no quedando contento con el resultado.