El transporte, un aspecto elemental para convertir en rentable a una empresa

El transporte, un aspecto elemental para convertir en rentable a una empresa

Hemos salido de la crisis económica y es el momento de enfrentarnos, en España, a una situación completamente nueva. El escenario es completamente diferente y las empresas se tienen que adaptar, sean del sector que sean, a las nuevas características de la realidad porque, de lo contrario, tendrán bastantes problemas más pronto que tarde. Y es que todavía hay algunas entidades a las que les está costando implementar todos los cambios que son necesarios para hacer frente a esta nueva realidad de la que venimos hablando desde hace tiempo y que lo va a transformar absolutamente todo.

Uno de los cambios que ya es toda una realidad y que ha permitido esa transformación a gran escala de la que os hemos hablado es el que tiene que ver con elementos como la logística o el transporte. Desde luego, nadie duda de la importancia que estos dos sectores han tenido para diferentes empresas durante toda la Historia. Pero es que, en los tiempos que corren, es tremenda la dependencia que tenemos de estos sistemas, máxima cuando el comercio electrónico se ha desarrollado tanto y es tan vital para la subsistencia de nuestras empresas.

Los datos que se derivan de todo lo que tiene que ver con el transporte son el mejor reflejo de todo lo que venimos hablando. Según una noticia que fue publicada en la página web de Antena 3, la patronal del transporte decía que hacían falta, en nuestro país, hasta 15.000 transportistas, algo lógico y normal teniendo en cuenta que sectores como el del comercio electrónico han crecido tanto en tan pocos años, siendo además una actividad que condiciona a todo tipo de empresas, con independencia de su sector o de su tamaño.

Y eso que las cosas, en lo que tiene que ver con el negocio de la logística o el transporte, ha crecido de una manera exponencial en los últimos años. Un artículo que fue publicado en el portal web especializado Cadena de Suministro informaba de que, durante el año 2018, el sector había crecido en torno a un 5’6%. Todo esto tiene que ver con el auge que está viviendo el ecommerce, que ha sido una auténtica salvaguarda para una actividad que durante la crisis económica ha vivido momentos de verdadera angustia.

El desarrollo del comercio electrónico y la mejora de la economía en general han permitido que se desarrolle la actividad relacionada con el transporte en nuestro país. Los profesionales de Cargolink, una entidad que tiene relación precisamente con este tipo de actividad, especialistas en el transporte de mercancías peligrosas, nos han comentado que, en los últimos tiempos, han notado un repunte de pedidos y clientes gracias, sobre todo, a empresas dedicadas al reparto de mercancías o a entidades que tienen, en su página web, algún tipo de sistema de venta online. Y es que este modelo de negocio se ha expandido tremendamente en España de un tiempo a esta parte.

Una necesidad básica para las empresas

Disponer de un buen sistema de transporte de mercancías es vital para cualquier tipo de empresa. Y más hoy en día, un momento en el que se valora tanto el que un producto se entregue de una manera rápida y eficaz en su punto de entrega correspondiente. De la eficacia de este tipo de sistemas depende que muchas empresas sean rentables y tengan la confianza de la gente. No cabe la menor duda de que en este factor se puede encontrar la diferencia entre el éxito y el fracaso en una determinada entidad.

Hay que tener en cuenta otra serie de factores, que son, por ejemplo, el lugar en el que dispongamos de naves logísticas o el espacio de las mismas. Está claro que tener un almacén en el centro de una gran ciudad es clave, pero como en la mayoría de las ocasiones eso no es posible, muchas empresas suelen tener este tipo de edificios cerca de las grandes vías de acceso a las ciudades, como lo pueden ser la A42, la A4 o la A3 en el caso de una urbe como Madrid, zonas en las que existe una industria potente y que utilizan esas vías para llegar a la capital de una manera muy rápida y efectiva.

En los próximos años va a ser todavía más necesario disponer de medios de transporte que no solo sean rápidos, sino que además sean fiables. Es una de las claves, en los tiempos que corren, para tratar de conseguir una eficacia, una eficiencia y una productividad que, en muchas ocasiones, son el principal escollo para esa rentabilidad. Ya sea por carretera, por mar, por aire o por vía férrea. Lo realmente importante es que nos ayude a mejorar nuestras cifras de negocio y nuestra imagen.