Es el mejor momento para reinventarse 

Es el mejor momento para reinventarse 

La crisis derivada por la pandemia de coronavirus ha dejado a muchas personas sin empleo. Solo en España más de 4 millones de personas se encuentran en situación de desempleo, según las últimas cifras referentes al mes de febrero de 2021 recogidas por el periódico La Razón en un artículo que puedes leer completo haciendo click aquí. 

Detrás de cada una de las personas en situación de desempleo se encuentra una historia, pero todas comparten el miedo y la incertidumbre que supone no tener trabajo y ver un futuro bastante negro. La mayoría de empresas de nuestro país debido a las restricciones y la caída de ventas han tenido que reducir la plantilla, acoger en ERTE a sus empleados o incluso han tenido que cerrar sus puertas. Es por ello que el futuro no es demasiado alentador, no se dispone de equilibrio y mucho menos de tranquilidad. 

Pero en este artículo queremos ser optimistas, sabemos que no es una situación sencilla para nadie encontrarse en situación de desempleo. Pero una vez que te encuentras en esa situación hay que poner soluciones. Por supuesto, no debe dejarse de lado la búsqueda de empleo a pesar de que haya escasez de ofertas y muchos postulantes a los puestos porque en alguno de esos procesos de selección podemos ser los escogidos. 

Pero también al disponer de mayor tiempo es el momento perfecto para reinventarse y aumentar las posibilidad de encontrar trabajo. Y en este artículo te vamos a indicar tres opciones diferentes por las que puedes apostar. Además no solo estas opciones te ayudarán a aumentar las posibilidades de encontrar trabajo, sino que te permitirán potenciar tu confianza y te mantendrán ocupado. 

· Estudiar temáticas totalmente diferentes para contar con más oportunidades 

Como decíamos puedes aprovechar la situación de desempleo para reinventarte, mejorar tu currículum y poder así optar a más puestos de trabajo. Y gracias a las nuevas tecnologías incluso puedes estudiar desde tu hogar gracias a los cursos online. Podrás encontrar cursos de prácticamente cualquier materia o temática. Desde cursos de educación, hotelería, marketing, arquitectura o psicología. 

Si optas por cursar de manera online tendrás que tener en cuenta varias cuestiones. La más importante es que el curso que escojas tiene que estar acreditado, para poder optar a diferentes puestos. Y es que muchos cursos que se pueden cursar de manera online simplemente sirven para adquirir conocimientos, pero al no estar reglados carecen de validez legal. 

Pero si el curso que escoges cuenta con acreditación la educación online ofrece muchas ventajas. “Se pueden realizar los estudios de manera flexible, los alumnos estudian cuando quieren y van siguiendo su propio ritmo. También hay que destacar que pueden estudiar desde donde quieran, ya que tan solo necesitan un dispositivo electrónico y acceso a internet”, explican desde Facilities Airport, empresa que ofrece cursos online de AVSEC y AVSAF para formarse sobre el entorno aeroportuario. 

No obstante, los cursos online tan solo son una posibilidad. Al disponer de tiempo también puedes optar por renovarte a través de la educación tradicional, ya sea cursando un grado universitario o con estudios de Formación Profesional. 

· Aprender idiomas 

Otra opción para potenciar tus posibilidades de encontrar trabajo es aprender idiomas. Cada vez más compañías solicitan a sus empleados desenvolverse en otras lenguas debido a la internalización de las empresas. 

El inglés es el idioma más solicitado, tanto es así que según el periódico La Vanguardia el 89% de las ofertas laborales incluyen como requisito indispensable para optar al puesto hablar la lengua inglesa. Este dato lo reflejan en un artículo titulado “Hablar inglés aumenta las posibilidades de encontrar trabajo” que puedes leer completo pinchando aquí. 

Por ello, puedes aprovechar tu situación de desempleo para aprender idiomas. Puedes hacerlo de manera autónoma con cursos online y posteriormente realizar exámenes acreditativos para acreditar tus conocimientos como los exámenes Cambridge o Trinity. Pero también puedes apuntarte a una academia de idiomas. 

Sin embargo, la opción más económica es hacerlo a través de una Escuela de Idiomas Oficial, son públicas y tan solo tendrás que hacer frente a la matrícula que suele ser bastante económica. Puedes escoger entre distintos idiomas y además suelen disponer de diferentes horarios para que puedas elegir el que más te conviene. Lo mejor de esta opción es que los exámenes que realices son oficiales, por lo que si apruebas el curso o grado tendrás una acreditación del idioma. 

· Mejorar tus estudios o actualizarlos 

Y por último, también puedes optar por mejorar tus estudios o actualizarlos. Por ejemplo, muchas personas dejan sus estudios universitarios a medias porque comienzan a trabajar y no disponen de tiempo. Pues es el momento perfecto para retomarlos. 

También en muchos sectores los conocimientos se van quedando obsoletos con el paso de los años. Como ocurre en áreas donde la innovación avanza a ritmos vertiginosos como el marketing digital o la ingeniería. Por ello una opción puede ser actualizarse para estar al día en el sector. 

En definitiva, el objetivo es que emplees el tiempo que dispones para crecer profesionalmente y así aumentar las posibilidades de encontrar trabajo. También si apuestas por estudiar un nuevo idioma o actualizar tus estudios te puede servir para optar a mejores puestos laborales, lo que podría ser una ascenso profesional y una mejora del salario. Pero no solo estudiar te servirá para aumentar tus posibilidades en el entorno laboral, en situación de desempleo es muy común la pérdida de confianza en uno mismo e ir consiguiendo objetivos aunque sea en los estudios ayudará a mejorar tu confianza y estado de ánimo. También al mantenerte ocupado y emplear tu tiempo para estudiar te ayudará a sentir que estás haciendo algo, ya que disponer de demasiado tiempo libre por la falta de trabajo puede ser perjudicial para la salud mental. 

Esperamos que no te falten motivos para optar por reinventarte, actualizar tus estudios o aprender un idioma nuevo mientras estás en el paro. Tan solo tienes que encontrar qué es lo que quieres aprender, por opciones no será.