La automatización industrial, el futuro para el empresario

La automatización industrial, el futuro para el empresario

En los tiempos que corren actualmente, dejar de lado la tecnología es uno de los mayores errores que podemos cometer y es que de hacerlo, en poco tiempo nos veríamos obligados a echar el cierre. Esto se debe a que aunque todavía queden empresas artesanas, las cuales se han reinventado hacia el lujo, la gran mayoría de las compañías se encuentra con que cada vez tiene más competencia y es que en un mundo tan globalizado como lo es en el que nos ha tocado vivir, no debemos de desaprovechar nada y si renunciamos a la tecnología, estaremos renunciando al progreso, a la producción en cadena, a la automatización y con ello, a nuestro nicho de mercado puesto que todos nuestros competidores directos venderán lo mismo que nosotros a un precio más bajo y es que la automatización y la digitalización de una empresa, aunque es un proceso caro, a medio y largo plazo trae consigo una serie de beneficios muy importantes tales como la reducción del número de empleados en plantilla, y con ello, menos gastos en salarios, una reducción del tiempo del proceso y una agilidad que nos permite producir las 24 horas, los 7 días a la semana, sin descanso.

Aunque la automatización es algo que se puede llevar a cabo con independencia del tamaño de nuestra empresa, os vamos a poner un ejemplo de una grande conocida por todos para que os hagáis una idea de lo que os estamos hablando y es que Michelin será capaz de cerrar el balance de 2018 con un nuevo récord de producción en España, lo que le permitirá seguir contratando, hecho que se debe en gran medida a una inversión media anual entre todas sus plantas en España que ronda los 140 millones de euros en los últimos cinco años y que han sido destinados tanto a la modernización de los procesos como a la automatización industrial así como a otros aspectos también clave para su desarrollo empresarial.

La realidad es que, si llevamos a cabo un proceso de automatización, nos estaremos encontrando al poco tiempo de comenzar su uso con una gran cantidad de ventajas entre las cuales os destacamos las siguientes:

  • Un uso más eficiente tanto de la energía como de la materia prima utilizada para fabricar el producto y es que de esta forma podemos controlar minuciosamente todo el proceso de producción.
  • Producción flexible y escalable en función de las necesidades de sacar producto que nos exija el mercado.
  • Reducción de costes. Implantar este tipo de soluciones de automatización industrial en una empresa nos permite, en gran medida, agilizar el trabajo, el tiempo y el dinero. Es por ello por lo que, como os hemos mencionado anteriormente, más allá de la importante inversión que supone, que no es pequeña, lo bueno es que es capaz de generar beneficios prácticamente desde el momento de su implantación.
  • El procesamiento de la información de toda la cadena de producción se hace en tiempo real y de forma remota, con lo que la introducción de nuevos parámetros, productos, sistemas o retoques es instantánea.
  • Mayor seguridad para los empleados. Si optamos por automatizar diferentes procesos industriales, esto supondrá una mayor seguridad y comodidad para los trabajadores ya que de esta forma, se acabarían las tareas de cargar con grandes pesos, así como soportar temperaturas muy elevadas e incluso se acabaría el proceso de gestión de forma directa de diferentes productos los cuales sean altamente peligrosos, tales como los relacionados con la química o la radioactividad, los cuales están muy presentes en muchas de las empresas de nuestro país.

La reparación remota, otra de las ventajas de implantar este tipo de sistemas

Cuando llevamos a cabo la implantación de los sistemas de automatización industrial, debemos de hacerlo siempre aconsejados por los mejores profesionales ya que si lo hacemos bien, incluso podemos reparar las máquinas desde nuestro domicilio en un momento dado o si, por el contrario, hemos llegado a un acuerdo con la empresa instaladora, pueden ser ellos quienes se encarguen de este tipo de mantenimientos y urgencias. Una tarea que nos permite poder irnos de la empresa con la confianza de que pase lo que pase, el trabajo seguirá saliendo adelante dado que estamos cubiertos antes cualquier imprevisto. Confiar en Rielec es una garantía de contar siempre con el asesoramiento y la ayuda de la mejor empresa en lo que a automatización industrial se refiere y es que sus años de experiencia les avalan y garantizan que cada compañía tenga un sistema integral de automatización a la medida de sus necesidades.