La suciedad, la principal enemiga de las fábricas en la actualidad

La suciedad, la principal enemiga de las fábricas en la actualidad

¿Cuál diríais que es uno de los grandes problemas en las fábricas actuales? La verdad es que hay bastante asuntos que atender en entornos como estos, sobre todo teniendo en cuenta que son muchos los trabajadores y trabajadoras que pasan bastantes horas en entornos como estos. El principal problema en lo que respecta a estos lugares es la suciedad. Hablamos, sin duda alguna, de uno de los grandes peligros no solo para la producción de los objetos de los que vive la compañía y que se encarga de comercializar, sino que también es uno de los grandes riesgos para la salud de los empleados.

Imaginaos la imagen que da un producto que ha sido elaborado en un entorno sucio si, por casualidad, no ha llegado en las condiciones higiénicas idóneas a su punto de venta. Nos encontramos en estos casos con una posible denuncia por parte de las autoridades sanitarias competentes, denuncias que son de lo más cuantiosas y que, desde luego, no dejan en buen lugar a la compañía. Como veis, hay que tener mucho cuidado en lo que está relacionado con la limpieza y la higiene en las fábricas. No seguir esta recomendación implica problemas… y muchos.

Una noticia que fue publicada en la página web Dallas News indicaba que se había detectado una cantidad de problemas con la suciedad en una fábrica en la que se fabricaban vacunas de J&J. La verdad es que noticias como esta son las que dejan claro que no en todos los lugares se trabaja como se debería. Y es que hay una gran cantidad de problemas relacionados con la suciedad que terminan siendo tremendos y que terminan haciendo que los productos que se comercialicen no sean todo lo realmente buenos que deberían ser.

Otro de los casos de los que os queremos hablar es el que recoge la web de Levante – El Mercantil Valenciano en la noticia que os enlazamos a continuación. Decía que la fábrica de Bombas Gens tenía problemas de suciedad y degradación, algo que no cabe la menor duda que terminó de deteriorar la imagen de la entidad. La verdad es que hay que tener cuidado con este tipo de problemas, porque pueden terminar provocando el cierre de la misma. Y estamos seguros de que ese no es el propósito de las personas que se encuentran al cargo de esa compañía.

La suciedad es una de las grandes enemigas de la eficiencia en el seno de empresas como lo puedan ser las fábricas. Es algo que ha quedado demostrado sobradamente en muchas ocasiones y ese es uno de los grandes motivos por los cuales las empresas españolas han venido apostando por mejorar la limpieza y la higiene en sus instalaciones. De hecho, lo que nos han transmitido los profesionales de Tecnocepillo es que resulta curioso comprobar cómo el aumento de la competencia en todos los sectores de producción ha ido acompañado de ese aumento de la inversión en limpieza de la que venimos hablando.

Una necesidad vista desde otro punto de vista: la prevención de riesgos laborales

Mantener a raya a la suciedad es algo necesario no solo visto desde el punto de vista de la eficiencia, sino también desde lo que respecta a la prevención de riesgos laborales. Está demostrado que la limpieza es algo que ayuda de manera impresionante a que se reduzcan los accidentes en el puesto de trabajo y a que, por ende, también baje el número de peligros a los que estamos sometidos. La importancia de esta cuestión es algo que no solo está fuera de duda: se trata de algo que ya es obligatorio en el seno de todas las empresas.

Hay algo que debemos entender: la limpieza es algo que conduce de una manera irremediable a la eficacia y la eficiencia. La limpieza evita lesiones entre los empleados, lo que hace que los días que puedan estar de baja se reduzcan. Además, apostar por la limpieza hace que la maquinaria funcione perfectamente y que no se averíe, que las instalaciones mantengan todas y cada una de sus funcionalidades. Ni que decir tiene que todo suma a la hora de hacer posible que todo el mundo se encuentre cómodo trabajando y que, por tanto, lo haga de una manera mucho mejor.

Lo que es evidente es que hay que hacer todo lo posible por trabajar en entornos limpios y cuidados. Todo son ventajas y no hay ningún tipo de inconveniente en que apostemos por este tipo de cuestiones. Desde luego, hay que seguir en la dirección que se viene marcando de un tiempo a esta parte. Solo así, las empresas saldrán ganando: lo harán en eficiencia, en rentabilidad, en imagen… Lo harán, en resumidas cuentas, en todo. Y no hay ninguna noticia que sea mejor que esa.