Ventajas de emprender a los 40 años

Ventajas de emprender a los 40 años

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena. Y cuando la dicha es poder salir adelante con un proyecto, menos aún. En los últimos años, con motivo de la crisis, son muchas las personas que han tenido que reinventarse y buscar las habichuelas. El sector más crítico es el de los mayores de 40 años, muchos ellos, echados de sus trabajos o simplemente sin encontrar nada “de lo suyo”, han tenido que emprender y crear empresas propias. Una ardua labor pero que muchas veces tiene sus recompensas, como puedes ver en estas ventajas.

Como en todos los aspectos de la vida hay que buscar el lado bueno. En este caso, una de las ventajas que tienen las personas mayores de 40 años es la experiencia. Sí, esa que tanto y tanto se pide en las ofertas de trabajo. Como se suele decir, la experiencia es un grado. Ahora tienes una amplia experiencia en los negocios y una formación empresarial que te hace no caer en los errores de principiantes, centrando todos sus esfuerzos en lo que realmente merece la pena. Además, al emprender a los 40 se cuenta con una mayor red de contactos profesionales, un activo que en muchas ocasiones marca la diferencia entre un negocio u otro, y que suele tomarse con cierta pasividad en la mayoría de ocasiones. Piensa que las estadísticas están de tu parte porque el 85% de los emprendedores mayores de 45 años acaban teniendo éxito.

Otra ventaja es que el emprendedor seguro que haya trabajado previamente como empleado para otras empresas. Esto aportará una perspectiva muy necesaria para tener una visión general de lo que es un negocio. Hay que saber aprovechar estas fortalezas.

En estos momentos de la vida, la persona tiene un nivel de madurez y de claridad de ideas que no tiene antes de los treinta, ya que la experiencia es básica para poder crecer como profesional. La etapa de los cuarenta años es un momento de libertad personal en el que la persona se ha liberado de muchos miedos y barreras internas.

Aunque no siempre sea así, un emprendedor mayor de 40 tiene más probabilidad de haber conseguido reunir algunos ahorros y contar con cierto respaldo financiero. Y esto es un alivio en momentos apretados como son las primeras etapas de una empresa.

Es como esas personas que deciden estudiar superados los 25 años o incluso los 45. Si eres mayor de 45 años de edad y no posees ninguna titulación académica habilitante para acceder a la universidad por otras vías ni puedes acreditar experiencia laboral o profesional, podrás acceder a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado mediante la superación de una prueba de acceso adaptada. En accesouniversidadmayores25.com puedes obtener toda la información, ya que lo de prepararte para poder posteriormente emprender también es otra buena idea.

Desventajas

Puede suceder que en tus actividades empresariales no encuentres el apoyo que esperabas por parte de tus seres queridos y amigos. Pero ante esto, no te preocupes, tú sé fuerte, y seguro que si lo tienes claro, vas a poder con ello. Si esa gente no confía en ti, es su problema. Quizás luego tengan que llamar a tu puerta, y sea el momento de tomarte la venganza en plato frío.

A medida que pasan los años, la mayoría de personas experimentan un descenso en los niveles de energía. Pero es en este momento cuando tienes que ser más fuerte que nunca, pensar que la recompensa merece la pena. Que detrás de tanto esfuerzo, habrá premio, y que tú puedes con esto, y con todo lo que te echen.

Antes de comenzar te recomendamos que realices un análisis detallado para precisar los gastos de la puesta en marcha y gestión del negocio. También que lleves a cabo una investigación de mercado, incluyendo a la competencia, para conocer mejor las posibles oportunidades y los riesgos. Y por último, estudiar en profundidad tu situación financiera antes de tomar la decisión de abandonar tu trabajo actual.

Has visto cómo es fácil ver el lado positivo de emprender a los 40 años. Pasados los 40 es un buen momento para empezar de nuevo a nivel profesional y asumir la responsabilidad de ser tu propio jefe. No tengas miedo, seguro que vas a poder con ello.